Psycho

@GuillePsycho

Pedro Sánchez se encuentra en Canadá junto a su homólogo el primer ministro Justin Trudeau, desde allí manda un mensaje que ha captado una gran atención por la visión del presidente del gobierno sobre la independencia de Cataluña: Quebec es un ejemplo de que la política puede buscar soluciones.

¿Pero qué quiere decir Sánchez? Pues ni más ni menos que Quebec, una región de Canadá francófona donde a lo largo de su historia reciente se han sucedido dos referéndums de independencia, ambos terminaron con resultado de la permanencia de Quebec dentro de Canadá y han cerrado momentáneamente la cuestión de la independencia de la región, pero han supuesto un retroceso en la economía de la propia región aseguran los expertos.

Trasladándonos de nuevo a la esfera política de España, Pedro Sánchez propone algo similar para desatascar el procés, ya que considera que un referéndum celebrado con total seriedad y garantías democráticas podría desbaratar los planes de independencia catalanes. Pese a que el ejemplo político sea Quebec, trasladar dicha experiencia política de Canadá hasta España es una aventura hacia lo desconocido, no es posible saber lo que sucedería en tal caso de celebrarse dicho referéndum ¿Se irán más empresas? ¿Se haría efectiva la independencia? ¿Cómo se haría esa independencia? Y así demasiadas preguntas sin respuesta de momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here